Para todo aquel que quiera abrir un restaurante, Donosti debe de parecer una jungla dada no sólo la tradición gastronómica sino también la gran competencia que hay. Cuesta mucho que un negocio funcione, como en todos los sectores no cabe duda, pero en caso de la restauración tiene que ser muy difícil destacar, sobresalir, diferenciarse… máxime en una ciudad tan ¿sobresaturada? de restaurantes.

Chin Chin es otro nuevo local que ha abierto en pleno centro de Donostia, en la Calle Garibay para ser más exactos (la calle de las heladerías). La decoración y ambientación es espectacular, de lo más llamativo que he visto en mucho tiempo, con un toque a café de principios de siglo XX. Hay quien ha estado y piensa que es muy oscuro, pero en mi opinión se ve lo suficiente y precisamente puede ser un toque que lo diferencie respecto a otros tantos restaurantes “ megaluminosos”. Ir al baño es obligado aunque sólo sea por verlo, además de encontrarte con un montón de fotos en blanco y negro de personajes famosos de Hollywood (Silvester Stallone o Cher por ejemplo) tiene una pequeña chimenea en el pasillo. En fin, no se puede negar que el Chin Chin sobresale y se diferencia al menos en lo que se refiere a la decoración y ambientación.

Respecto a la comida, entre lo que nos ofrece hay un Brunch los domingos que tiene muy buena pinta y una carta muy variada con entrantes, ensaladas, arroces y platos de carnes y pescados de una forma que me gusta, elaborada y cuidada (la presentación de los platos es muy buena) pero sin estridencias ni salsas rebuscadas. Probé el solomillo con guarnición, exquisito y el bacalao a la brasa que venía acompañado de verdura: calabacín, brócoli… buenísimo. Tienen más platos similares preparados a la brasa y con verduras.    


Lo más negativo fue la atención, si bien en un principio nos atendieron muy rápido, (fuimos a comer temprano) después simplemente se olvidaron de nosotras… había bastante personal trabajando así que creo que es un problema de organización del servicio, una pena, tal vez sea algo puntual, ojalá, porque el Chin chin en la jungla donostiarra puede ser un local que marque la diferencia.
               No es un sitio barato, es asequible, pero ya sabemos que en Donosti, en pleno centro y en un local como éste vamos a pagar.


                 


Bacalao a la brasa

Solomillo


Brownie


Otro de los postres





Aquí van las notas: 

Comida: 9
Servicio: 4
Decoración: 9,5
Calidad/Precio: 7

0 comentarios :

Publicar un comentario