Krunch en Bilbao



            Si alguna vez estáis en Bilbao  y queréis comer a muy poco precio sin perder mucho tiempo en la comida, el Krunch, es una buena opción. Es una cadena que yo no conocía y que la mayoría de sus restaurantes están en Bizkaia.

El de Bilbo está en la calle Iparraguirre, muy cerquita del Guggenheim, y es un fast food en plan taberna alemana. Así pues, los platos son los habituales de cualquier sitio de este tipo: hamburguesas, platos combinados, sándwiches, y algunas raciones, pero a su favor hay que decir es más acogedor que un restaurante de cadena comida rápida pero manteniendo los precios asequibles. Además hacen descuentos a estudiantes y familias numerosas, lo que supongo que lo agradecen. 

Tienen muchos platos combinados, y probamos el Klaus y el Kurt que aunque parecen iguales no lo son pero sí muy parecidos: Pechuga de pollo y entrecote de ternera, ensalada, pimientos, aros de cebolla y las imprescindibles patatas fritas. Si os preguntáis si todos los nombres de los combinados empiezan por K, la respuesta es sí. 


Uno de los platos combinados del Krunch


Notas: 

Comida: 8
Servicio : 7 ( a ver, es un fast food...)
Decoración; 6,5
Calidad/Precio:; 8

Restaurante Baserriberri en Pamplona

Hoy os vamos a hablar de un restaurante, que sin ser nuevo, ha dado un giro desde abril de este año. El local, ubicado en la mítica calle San Nicolás, ha cambiado de dueños, y ahora es gestionado por Iñaki Andradas, joven cocinero que ya estuvo anteriormente trabajando como jefe de cocina en el 7 del siete y en La Capilla.


Causas Peruanas con pulpo mojo de ñoras, mango y esturión. Buenísimo. 


Uno de los primeros pasos que dio el restaurante fue precisamente en la Semana del Pincho de este año en Pamplona que se celebra en abril. Si bien su "Albarito-k kua kua" no ganó fue uno de los favoritos del público. En dndcomo lo hemos probado varias veces y esperamos que vuelvan a sacarlo en su nueva carta de pintxos. Y es que recientemente han cambiado la carta de pintxos.


Kokretas BOOM! de jamón líquidas (el nombre le va ideal, mejor de un bocado) y Ceviche de salmón a la navarra


La nueva carta de pintxos

nuestro añorado Albarito-k kua kua

El local es luminoso, con la parte de la entrada estrecho, para tomar algo y con cocina a la vista (hacen los pintxos al momento, no están cocinados con antelación) y atrás está el comedor. Original con una mezcla de formalidad (vajilla muy original a nivel de grandes restaurantes y servicio muy cuidado) e informalidad (mesas de madera sobre las que no se pone el mantel).



Cómo menú del día, está lo que llaman el menú 7 pasos o lo que sería lo mismo, 7 platos. No os asustéis, no todo de gran tamaño. Suele empezar por alguna crema líquida y algún pequeño aperitivo tipo croqueta. En nuestro caso primero fue un cócktel presentado en una cubeta de química. Luego se escoge un primer plato y este sería el tercer paso. Luego te traen lo que llaman un entreplato, que no deja de ser una pequeña degustación muy elaborada. Luego coges un segundo, un postre y ya para terminar te traen unos petit fours. Todo eso por 21 euros con agua e IVA incluido. Si quieres vino u otra bebida, se paga aparte. A las noches, entre semana, tienen un menú degustación de pintxos, de unos 7-8 pintxos por 19 euros. El fin de semana, incluido viernes a la noche, tienen un menú de 26 euros también con 7 pasos y platos similares. También se puede concertar menús de grupo. La idea de los 7 pasos no deja de ser un menú degustación pero con la opción de que puedas elegir los platos principales.


la carta está enmarcada y no es para menos
Entreplato creativo. En nuestro caso servido sobre papel.


Falso risotto con carbonara de trufa y albóndigas de cerdo pio negro navarro. Imprescindible.

Txipirón en salsa negra, patatas con mojo de ajo negro y alioli de ajos confitados. Sorprendente.

Decir que la cocina en el Baserriberri es elaborada es quedarse corta. Es otro nivel, comparable en nivel en Pamplona con la cocina de Álex Múgica o del Ábaco. Así que os recomendamos que aprovechéis ahora antes de que la fama le supere y los precios son comedidos. Y ¡cuidado que engancha!


Comida: 9,5
Decoración: 8,5
Servicio: 9
Calidad/Precio: 9,5


torrija baserriberri. Recomendable, eso sí, acabarás muy lleno.

Por último, los petit fours.