Restaurante Anttonenea en Pamplona

Hoy os hablaremos de este conocido restaurante situado en el casco viejo de Pamplona, concretamente en la calle San Antón.

En sitio es muy agradable, con comedor en el piso de arriba, reformado y elegante y con un buen servicio.

Hay varios menús para elegir, en nuestro caso fue el menú de grupo que tiene un precio de 32 euros. El menú del día, entre semana, es de 22 euros y el menú degustación es de 38 euros, pero sin bebida.

Dentro del primer menú te sirven varios platos para compartir (destacamos el tartar, el carpaccio en cambio no tenía mucho sabor), otro plato por persona, que son los raviolis a la carbonara, bueno mejor dicho, el ravioli, porque es uno de gran tamaño. Luego tienes para elegir un segundo entre varios platos, dos carnes y dos pescados.

Tartar de atún con mayonera de verduras encurtidas y pan de cristal

Carpaccio de ternera con vinagreta de frutos secos y ensalada
Ravioli a la carbonara relleno de pollo de caserío y parmesano
Troncho de merluza a la brasa con cremoso de patata y sal ahumada
Entrecot de Ternera a la parrila con pimientos y patatas fritas. Muy bueno.

El postre es una torrija de pan brioche con helado. En definitiva, un buen sitio para celebraciones, cenas de grupo y ocasiones especiales.

Comida: 9
Servicio: 8,5
Decoración:9
Calidad/Precio:8,5



El menú de una noche de verano

 A veces se producen milagros como juntar teatro y gastronomía, una combinación que alcanza la perfección perfecta si va acompañada de música y baile. Esta amalgama se produce todas las noches entre el 21 de junio y el 24 de julio en el parque Cristina Enea de San Sebastián, donde se representa probablemente el plato estrella de Donostia 2016, la adaptación libre, muy libre, del “Sueño de una noche de verano” de Shakespeare. La gastronomía se funde con la obra aprovechando que ésta transcurre durante una boda y de esta forma sirven a los asistentes-comensales un estupendísimo catering elaborado por Bocado.



 Como si de un picnic se tratara nos sirven una cesta con algunos de los ingredientes: primero 3 ensaladas que simulan las etapas del amor, la mirada, el beso y la mano, la mirada es una especie de ajoarriero y a la ensalada “el beso” le echan petas zetas, sí, si vamos a ser vanguardistas en la representación también vamos a serlo en la comida y  la tercera ensalada eran una especie de rollitos de primavera. Después, un cordero fabuloso y por último de postre, un bocado con manzana. La cena se acompañaba de vino o agua junto a otros mejunjes para beber a lo largo de la función, por supuesto como en cualquier boda no podía faltar al final el cava.







Así que por primera vez en dndcomo vamos a valorar un catering, desde luego la original apuesta les ha salido redonda también en lo que se refiere a la parte culinaria.

Comida: El catering de bocado excelente: 9,5

Servicio: genial, pendientes en todo momento y perfectamente organizados en un entorno y ante un numeroso público lo que no resulta fácil. 10

Decoración, es difícil competir con el entorno de Cristina Enea en una noche de verano así que ahí va: 10

Calidad/Precio: si junto a la comida, sumamos oír música clásica durante la comida, una divertida adaptación de un clásico teatral y paseo nocturno por el parque, la verdad es que son los 30 euros bien invertidos: 10


Esperemos que no se quede en una anécdota por la capitalidad y podamos disfrutar de más eventos como esté en Donosti y otras ciudades