Restaurantes en crisis

La crisis económica que hemos sufrido estos últimos años, y que todavía no se ha ido del todo, ha golpeado unos sectores más que otros pero sin lugar a dudas uno de los que más la han podido sufrir es el relacionado con actividades de ocio, gastronomía y restauración. Después de todo, si uno tiene que reducir gastos se privará más fácilmente de cenar fuera o ir de pintxos que de la calefacción en invierno.

Es evidente que hay negocios que ha resistido mejor que otros e incluso en los períodos más virulentos de la crisis se podían ver restaurantes y bares llenos, pero también hay otros que no han podido aguantar y se han visto obligados a cerrar.  En muchos casos los altos precios (sobre todo en Euskadi) en otros casos una mala gestión (probablemente por escasa experiencia en el sector) o un exceso de oferta, pueden llevar al fracaso la mejor de las ideas, así en el caso de los restaurantes que hemos posteado en dndcomo hay algunos que han cerrado:

Ya nos hicimos eco en un post anterior que la cervecería Bruselas había cerrado el restaurante en el Centro comercial la Morea, también ha cerrado El Robin Banana, probablemente era una apuesta arriesgada, mezclar sushi con coctelería en un pequeño local de Gros, pero por eso mismo me encantaba y hacían de él un lugar coqueto y perfecto para pequeños grupos.  Una pena.

 Interior del Robin Banana


También ha cerrado el Peggy Sue. La franquicia de restaurantes ambientada en los años 50 y 60 ha cerrado en el País Vasco y Navarra. Tal vez demasiada competencia en un territorio con grandes negocios de restauración, no obstante la idea era buena, tal vez hubiera funcionado mejor en ciudades más pequeñas donde la oferta es menor, antes que en capitales. Esperemos que les vaya bien donde sigue abierto.



Sin embargo de las peores crisis salen las mejores ideas y en muchos casos estos años han servido para abrir nuevos locales con proyectos modernos y renovados y con ideas tan buenas como es el pintxo pote que se ha extendido a prácticamente todos los pueblos. Esperamos que esa sea la trayectoria seguir y siga habiendo nuevas apuestas de las que poder disfrutar.  


Comer en Oporto II

La semana pasada os hablábamos de platos típicos de Oporto, pero también es posible encontrar comida de otros lugares del mundo, aunque quizá no tanto como en otras grandes ciudades. Si que hay mucha influencia Brasileña o de algunos países que fueron colonia suya, como Angola o Cabo Verde. No hay muchos restaurantes chinos, pero sí hay varios japoneses. Y dndcomo estuvo en uno muy interesante. Está en en la Avenida Boavista, la enorme avenida que une las playas, a las afueras, con el centro. El sitio está en un subterráneo al que se accede por unas escaleras iluminadas sutilmente. El espacio es muy moderno y bonito, los camareros de negro riguroso, muy profesionales. Tienen platos muy variados de Japón con precios muy buenos comparados, de nuevo, con los del Euskadi. Muy recomendable si te apetece cambiar por un día la comida portuguesa por otra, o si vas en pareja. Cómo aviso, en casi todos los restaurantes de Oporto las cartas están en portugués e inglés.

Interior del local