Estamos en plena temporada de sidrerías, así que ya era hora de que hablaramos de alguna. Y en este caso, comentaremos una de las más famosas, Petritegi. Esta sidrería es todo un referente. En primer lugar por su gran tamaño, y en segundo lugar, porque a escasos metros de la sidrería propiamente dicha, han abierto un bar-discoteca, para que la gente pueda seguir la fiesta sin necesidad de moverse. Iniciativa que está teniendo mucho éxito.
zona de kupelas o barricas



La sidrería en sí tiene varios comedores, alguno incluso casi escondido (hay que pasar entre dos kupelas para poder entrar) con la posibilidad de poder reservar en exclusiva uno de ellos. Sus nombres son: sagar, es el de la entrada, Baserri y Borda, que pueden convertirse en un comedor grande y que está decorado como un antiguo caserío, y Arrantzale, dedicado a los pescadores vascos que embarcaban kupelas de sidra para ir a terranova.
La zona de kupelas (hay unas veinte) es amplia, aunque a menudo por la gran afluencia de clientes puede llenarse y dificultar el poder coger la sidra.


txuleta

el postre

Por lo demás, la decoración es la típica rústica, con vigas de madera, imágenes de años anteriores, como las aperturas del txotx por parte de personajes famosos, Las mesas y bancos también de madera. El servicio es increiblemente rápido y atento teniendo en cuenta toda la gente que acude y la calidad de la comida es buena. Es una de las mejores sidrerías en calidad/precio. Eso y su gran tamaño que hace que sea muy recomendable para grandes grupos, hace que en temporada de sidra suela juntarse mucha gente el fin de semana por lo que se recomienda reservar con antelación. Pero precisamente esa afluencia de gente dota al lugar de su encanta. No es difícil encontrar cuadrillas de mayores cantando coplas, o despedidas de solteros, familias enteras o grupos varios con ganas de pasárselo bien. Si quieres comer sin ruido y con tranquilidad, no es tu sitio. Si te apetece buen ambiente y buena comida, sí.
Fuera de temporada no cierran y siguen ofreciendo el mismo menú. Este menú es la tortilla de bacalao, el bacalao frito con pimientos, y txuleta. El postre se compone de nueces, queso, membrillo, y tejas y cigarrillos. El precio del menú junto con la sidra (se puede tomar la que se quiera) es de 28,25 por persona. Bastante más asequible que en otras sidrerías. Hay otras opciones, como sustituir el bacalao por merluza, o un menú infantil con talo o incluso costilla de ternera los viernes a la noche.

Vamos con las notas:

Comida: 8,5
Servicio: 9
Decoración: 7,5
Calidad/Precio: 8,5

0 comentarios :

Publicar un comentario