El Bidebide, que antes estaba situado en la calle 31 de Agosto, está ahora en 3 ubicaciones distintas: la calle San Jerónimo, también en la Parte Vieja, la calle Legazpi, y en la calle Urbieta que fue el que yo visité. El local además de ser muy espacioso, es bonito y moderno y cuenta ni más ni menos que con un jardín vertical en la zona de restaurante.  


Respecto al tipo de comida, hay un poco de todo: bocatas, hamburguesas, platos combinados, ensaladas y algunos platos más especiales como chipirones o delicias de pato… es esa clase de sitios a los que ir cuando uno no tiene muy claro que quiere comer o cuando va un grupo de gente de gustos diversos.  Aunque en general las raciones tienen un buen tamaño las hamburguesas no son demasiado grandes, pero eso sí, las sirven con patatas y siempre se puede pedir algún ración entrante ya que hay bastantes en las que elegir.
Sobre los postres, hay también mucha variedad. Yo probé la tarta de plátano y limón que estaba francamente bien.

El sitio tiene bastante éxito ya que incluso entre semana se llenó para comer, y tienen la gran ventaja de tener la cocina funcionando todo el día, por lo que se puede ir en cualquier momento tras una tarde de paseo de compras por la capital a tomar un pintxo o una ración de bravas por ejemplo. 

Os dejo algunas fotos:

El postre. Tarta de plátano y chocolate



La zona de restaurante. ¿a qué es chula?




Y las notas:

Comida: 7,5
Servicio: 7
Decoración: 9,5
Calidad Precio: 8

0 comentarios :

Publicar un comentario